Noticias

Posted by noticias

mayo 08, 2015

Ahora está de moda hablar de destinos inteligentes, entendiéndose por aquellos donde la innovación es una constante en todas las políticas turísticas a desarrollar, al mismo tiempo que velan por el desarrollo sostenible del territorio. Además, son destinos que ofrecen a los turistas o visitantes un contacto más directo con el lugar, pueblos o rincones que garantizan la accesibilidad total a los que nos visitan y, por lo tanto, aumentan la calidad de todas las experiencias vividas durante su estancia o viaje afectando positivamente al desarrollo de la población local y residente.

En muchos de los municipios de Tenerife, incluso de Canarias, se intentan un sinfín de programas, actuaciones, eventos y otras actividades sin demasiada proyección turística. Un turista programa sus vacaciones desde un teléfono móvil, las agencias emisoras se han convertido, las que siguen abiertas, en especialistas en venta de experiencias y no en tramitadoras de billetes o estancias. Con este escenario los pueblos de las islas deben plantearse si efectivamente pueden seguir haciendo por hacer, seguir esperando a que un turista pase por la calle del pueblo, o en cambio se aproveche de las sinergias generadas desde otros organismos de la isla donde se encuentra, y ésta, a su vez, del conjunto de islas que conforman el Archipiélago Canario.

Seamos realistas, como destino turístico mundial ¿qué representación puede tener por si solo un pueblo de Canarias en el mercado turístico global? ¿Somos Cancún, Indonesia, Francia, Costa Mediterránea… ? No, por lo tanto si somos tan pequeños e insignificantes, ¿por qué no pensamos más en aunar recursos, ofrecer un portafolio de producto más completo dejando de mirar al pueblo de al lado como competencia, y mirarlo más como un complemento ideal a lo que ya se tiene? Cualquiera de nuestros pueblos de Canarias, a la hora de pensar ser un destino más competitivo e inteligente tiene que marcar una clara estrategia que le dé mucho más valor y que le haga más competitivo definiendo bien cuáles son sus atractivos que le hacen diferente, qué recurso puede destacar sobre los restantes municipios, sean culturales o naturales, deportivos o paisajísticos, gastronómicos o de otra índole.

Mención aparte merece la comercialización de estos pueblos “inteligentes”: ¿quién debe de hacerlo posible, los ayuntamientos, la empresa privada del municipio, otros colectivos, asociaciones empresariales, o el conjunto de todos? La eficiencia en todos los procesos para crear los nuevos productos turísticos que van apareciendo, la innovación en cómo vender más y mejor el destino y finalmente la distribución son las mejores armas para poder seguir manteniendo la clientela de Canarias en materia turística; en definitiva, ser más competitivos.

Ser un destino inteligente y competitivo pasa por aprovechar lo que ya se hace desde instituciones como Turismo de Tenerife, facilitar al turista el acceso a la información del destino en toda su amplitud, ponerse a la vanguardia en las tecnologías, mejorar muchísimo su presencia en internet, definir claramente cuál es mi potencial turístico, hablar de desarrollo sostenible con propiedad y, por último, entender que por mucho que queramos, el pueblo es el pueblo y el turista ya no es el que era antes…

 

Isaac M. Hernández Álvarez es consultor turístico, graduado en Turismo y guía de Turismo titulado. Isaac@empresaliagestion.com